¿Empiezo Online?

Paradigma online

Diego Gea

¿Por dónde ha de empezar un nuevo retailer? ¿Online u Offline?

Dedícale 5 minutos a esta entrada, de verdad.

Si viste la presentación de nuestro blog, existe un proceso conceptual de emprendimiento por el que todos los que trabajamos por cuenta propia hemos pasado en algún momento, pero, ¿Y dentro del fashion-retail? ¿Este no es un blog para retailers? Pues nos preguntamos si existe un “proceso” adecuado para emprender dentro del retail. Nadie tiene una fórmula secreta para dar los primeros pasos, pero sí es cierto que existe un paradigma importante dentro del sector, “Empieza Online”. Y no le falta razón, pero antes de darte nuestra opinión, tienes que ser muy consciente de algunos conceptos. Todo tiene una historia y un porqué muy fácil de entender.

Vamos a hacer una pequeña revisión de la cadena de valor en el sector para situarnos.

TRADICIONALMENTE, la cadena de valor se puede describir mencionando los siguientes grandes actores


Estos son los más representativos, existen muchos otros: empresas de packaging, empresas de tejidos, bolsas, empresas de obras, asesorías, pero a grosso modo, podría hablarse de los expuestos. El concepto que queremos mostrar, es el propio de una cadena de valor, unos actores aportan más valor que otros a cliente final. Dentro de este esquema representado, unos clientes están dispuestos a pagar más o menos en función de quien lo diseñe, o quien lo fabrique (el famoso, “made in spain”), o en que canal lo compre, tiendas de experiencia, pero raramente aporta valor A CLIENTE FINAL quien lo almacene o quien lo transporte a la tienda o a mi casa, salvo que estos servicios sean extremadamente diferenciales y extremadamente buenas, como es el caso de algunas empresas.  

El Mundo Online y las nuevas tecnologías, han provocado que surjan nuevos modelos de negocio, que modifican y le dan la vuelta a esta cadena de valor. Vamos a poner 2 ejemplos muy básicos.

El más inmediato es AMAZON. Una empresa que se abarca los últimos 3 actores: Almacén, logística, y Canal, pero que se posicionó como un Pure player, que sólo distribuye Online.

Otro gran ejemplo fue IKEA, que innovó haciendo que el propio canal, sea un almacén, ahorrando costes que no “aportan valor” al cliente final.

Antes de volver al paradigma de qué pasos dar en los primeros años en el mundo del retail, hay que hacer un pequeño “Kit Kat” en un concepto importante, el RIESGO.

El RIESGO es:

·       Directamente proporcional a los COSTES FIJOS. Mayores costes fijos mayor riesgo.

·       Directamente proporcional a las BARRERAS DE ENTRADA & SALIDA. Mayores barreras, mayor riesgo.

·       Inversamente proporcional a los MÁRGENES. Mayores márgenes menores riesgos.

Estos conceptos tienen muchos matices, por ejemplo, la madurez del mercado, competencia/diferenciación pero  “a grosso modo” son reglas válidas.

 “Oye, pero yo lo que quiero es ganar dinero, ¿Dónde está la pasta?”. Pues la pasta está en el que más arriesga. Dentro de esta cadena de valor tradicional, el que más arriesga es el CANAL. Altos costes fijos y altas barreras. Es decir, ten en cuenta que el mayor potencial de ganar dinero está cuando tú eres dueño del CANAL.

Si tienes un producto y posicionamiento muy bueno, eres de los que aporta más valor a cliente. Si este es el caso, seguramente estarás muy cómodo aquí, tienes un producto estrella, pero en seguida querrás hacerte con el canal, porque es donde está la pasta. ¿Por qué todo el mundo empieza Online?. Porque es la forma más rápida de tener tu propio CANAL, te quedas tu todo el margen de la distribución, y encima tienes unas barreras de entrada bajas, y costes fijos bajos. Esto mola.

Esto no quiere decir que la mejor forma de entrar y crecer dentro de tu nicho sea empezar Online, nadie tiene una barita mágica, además, los costes de posicionarse Online cada vez son más altos, el famoso SEO es un arte, y el maldito SEM cada vez es más caro. Ten MUY en cuenta que estos costes de posicionamiento Online son FIJOS, destina un ppto para dar algunos pasitos, y ten en cuenta que estos costes le van a restar margen a tus costes Online. (Habrá una entrada más adelante sobre los márgenes de la distribución).

A pesar de que los costes Online son cada vez más altos, emprender usando la red “está a huevo”. Partiendo de la base de que tienes un buen producto y posicionamiento, necesitas COMUNICAR bien, pon a un periodista en tu equipo, o a un buen comunicador. La “marca que marca la diferencia”, es la que se mueve bien en RRSS, un buen SEM y un buen SEO.

Pero ¿Que significa moverse bien? Ten en cuenta que, al igual que en la vida misma, rodearse de los mejores siempre es buena práctica. El que se asocia con marcas complementarias, el que aprende de otros, de los casos de éxito y de fracaso, y el que escucha, es el que crece y se hace un hueco.

Empezar en el mundo online es una buena forma de comenzar, bajas barreras de entrada, cada vez menores, plataformas como Instagram y Shopify hacen que cada vez sea más fácil, pero mucho OJO, las barreras de entrada no son sólo económicas, hay una cantidad de información importantísima a tener en cuenta, únete a colaboradores, asóciate con otras marcas o establecimientos, y luego da el salgo a OFFLINE, es obligatorio tener presencia física, de manera efímera o permanente, pero obligatorio en algún momento. (en 2018 el 94% de las compras siguen siendo Offline, más adelante haremos una entrada “del click al Brick”).

Muchos gurús dicen que el futuro es Online. El futuro no es online, EL PRESENTE ES ONLINE, pero coexiste y coexistirá necesariamente siempre con el mundo Offline.

Hay muchos casos de éxito de emprendedores que comenzaron, y siguen andando Offline, pero no descuidan en ningún momento el mundo Online, si no es para usarlo como un canal, para ganar engagement, para posicionarse, o para buscar marcas de moda y tendencias en su nicho. Vivimos a golpe de click. 

Os adjuntamos nuestro video motivante para que no decaiga tu ánimo para emprender de nuestro compañero Luzuvlogs.